desafinado.es.

desafinado.es.

La influencia de la música electrónica en el cine y la televisión

Introducción

La música electrónica ha sido una corriente musical que ha evolucionado durante décadas. A medida que ha ido avanzando, ha influenciado en otros géneros y en otras áreas creativas. Una de las áreas más destacadas donde la música electrónica ha encontrado un lugar destacado ha sido el cine y la televisión. Desde su nacimiento, ha sido utilizada en películas y series televisivas para crear ambientes concretos y transmitir emociones a los espectadores. En este artículo nos sumergiremos en la influencia que la música electrónica ha tenido en la televisión y el cine.

La influencia de la música electrónica en el cine

La época de los 80

La música electrónica empezó a ganar terreno en el cine durante los años 80. Fue en esta década cuando la música electrónica se estableció como un género importante en la música popular y en consecuencia, comenzó a aparecer en las bandas sonoras de las películas. Uno de los momentos más recordados donde la música electrónica destacó en una película fue en la banda sonora de 'Flashdance' en 1983. Además de la canción principal, la banda sonora de esta película incluyó temas de Giorgio Moroder, en los que los sintetizadores y las cajas de ritmos eran los protagonistas.

Los 90

Para los años 90, la música electrónica se había afianzado aún más en la cultura popular, esto llevó a que comenzara a utilizarse en películas con más frecuencia. Sin embargo, no fue hasta 1996, cuando la película Trainspotting de Danny Boyle y su banda sonora, cuando la música electrónica fue utilizada de manera soberbia para crear un ambiente concreto en la película. La mezcla de rock, pop y techno enmarcados en un contexto contemporáneo, creó una experiencia audiovisual impresionante que se convertiría en una tendencia en el cine de los años siguientes.

El siglo XXI

A medida que avanzamos en la línea temporal, la música electrónica ha continuado evolucionando y ha sido utilizada en muchas películas. El hecho de que los sintetizadores, las cajas de ritmo y los efectos de sonido creados por ordenador sean cada vez más accesibles, ha permitido a los cineastas añadir estos elementos en la banda sonora de sus películas y series de televisión. Un ejemplo de esto es la película 'Drive', música electrónica con influencias del rock y el pop que crea una atmósfera de tensión y un ambiente específico, que evoca las atmósferas de la música de los 80.

La influencia de la música electrónica en la televisión

Los programas de televisión de los 80

En los programas de televisión de los años 80, la música electrónica era marginal, sin embargo, aún así marcó varios éxitos en la televisión de la época. El programa de televisión "Miami Vice" por ejemplo, utilizó la música electrónica para crear una atmósfera clásica de los años 80. Jan Hammer, compositor de la banda sonora, utilizó el sintetizador para crear una música única para la serie. La música ayudaba a crear la atmósfera del programa, y fue uno de sus elementos más destacados.

El siglo XXI

En el siglo XXI, la música electrónica se ha hecho presente en muchos programas de televisión populares. La serie de televisión 'Stranger Things', utilizó la música electrónica para crear una atmósfera de suspense y terror que acompañó la historia en la que se basa la película. La música electrónica también ha sido utilizada en otras series como 'Narcos' para acentuar la tensión en las escenas de acción.

Conclusión

La música electrónica ha estado presente en muchos hitos cinematográficos y televisivos, acompañando, a veces, a los momentos más destacados de la película. Desde su nacimiento en los años 80, hasta su influencia en los programas de televisión de hoy en día, la música electrónica ha sido una herramienta importante para crear atmósferas específicas y transmitir emociones a los espectadores. Su evolución y su capacidad para adaptarse a diferentes géneros y contextos, la han convertido en un instrumento imprescindible para entender las bandas sonoras de cine y televisión.